Tres mitos sobre viajes en bus

el

A varios nos ha pasado que cuando vamos a viajar a algún destino del Perú por carretera, nuestros amigos o familiares se empiezan a preocupar, y hasta incluso, nos hacen dejar de lado nuestra aventura.

Muchas han sido las veces que he viajado en bus, y bajo mi experiencia, quisiera desmentir algunos paradigmas que las personas tienen en la cabeza a la hora de recorrer las carreteras de nuestro país.

1. Es peligroso

¿Quién no recuerda la famosa frase “las carreteras son súper peligrosas y la gente no sabe manejar”? Pues sí. A quién engañamos, el peligro puede estar a la vuelta de la esquina. Pero bajo mi experiencia, respeto la habilidad de los “camioneros” y conductores, ya que manejar a través de nuestra geografía y con esos enormes vehículos, no es fácil y hay que ser un experto.

Sabemos también, que por muchos años las carreteras dentro del Perú no han estado en sus mejores condiciones y han sido o son afectadas por las fuertes lluvias del verano. Siempre, hay que tener en cuenta el “tip” más importante: evaluar en qué época de año queremos viajar. ¿Arriesgado hacerlo en época de lluvias? Probablemente. Pero los riesgos están por todos lados y por eso no vamos a dejar de aventurarnos.

Ya son varias empresas de buses reconocidas que buscan brindarle seguridad al pasajero y confianza durante el servicio, por lo que no se exponen tales riesgos. Éstas mantienen ciertos límites de velocidad para mantener la seguridad y además, cuentan con un velocímetro para que las personas que van dentro del bus puedan estar alertas.

2. No es cómodo

¿A alguien no le gustaría viajar echado en una cama que se recline a 180 grados y un televisor con películas y juegos de entretenimiento?

Hoy en día, viajar en bus es más cómodo de lo que te imaginas. Podría decir que hasta mejor que viajar en un avión, ya que el espacio entre asientos es grande y permite estar completamente recostado. Cada día más, los aviones reducen el espacio entre asientos y tratan de no dar servicio de alimentos al pasajero, por lo que viajar en bus a destinos relativamente cerca, se hace más atractivo.

Las últimas veces que he viajado, mis asientos han tenido ¡un puerto USB para cargar mi celular y cámara! Aparte, que me sentí totalmente cómoda al saber que buscaban darme un servicio completo, ¡con la opción de usar Wi-Fi durante el camino!

3. Tarda mucho tiempo

Si tu preocupación es el tiempo, ¡no te preocupes! Viajar de noche es una buena solución.

Cada vez que viajo en bus, suelo hacerlo al anochecer, más que todo para aprovechar el tiempo y dormir durante el trayecto. Así, puedo llegar al destino llena de energía y disfrutar de todos sus atractivos. Además, el tráfico es menos pesado y el tiempo se pasa volando.

Algo reciente que he visto en mis últimos viajes, es que las empresas de buses están llegando cada vez más lejos y hasta cruzando las fronteras.

Es raro, tarda mucho, pero no es imposible. Viajar a nuestros países vecinos ¡ahora se puede! Si te organizas bien y armas un itinerario en el cual puedas hacer diversas paradas para conocer múltiples destinos, es la oportunidad perfecta para ir en bus.

Cruz del Sur, es una de las empresas más seguras para viajar por carretera, y bajo mi experiencia, otorga uno de los mejores servicios. Opción perfecta para hacernos conocer nuestro Perú, y quién sabe, si nos animamos a un viaje más largo, recorrer Colombia, Ecuador, Chile, Bolivia y Argentina.

 

¿Buscas una aventura y no sabes por dónde empezar?

¡Chapa tu bus y recorre el Perú! Los límites se los pone uno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s